martes, 17 de mayo de 2016

PASEO DE CAPERUCITA, por Kate Durbin


Hedor de primavera, el mundo jadea con lascivia.
Madre olfatea el sexo desde la ventana de la cocina.

Leñadores desnudando árboles,
Amas de casa montando sementales.

No es un mundo para niñas pequeñas, dice,
Dándose la vuelta y sonriendo

Sin dientes
(No estamos seguros de que Madre los tenga)

Caperucita de grandes ojos y labios temblorosos,
Con tu chal de piel de zorra que cosió la Abuelita.

¿Cuándo contarás a Madre
Que la primavera se contonea camino de casa?

Bultosdecarne brotan de tus clavículas;
Un bosque furtivo se desliza entre tus agujeros ocultos.

Rezando ante las llamas,
Pides al fuego del hogar que chamusque tu nuevo pelaje,

Mitiga la peste de sangre vívida.
Hay quien hace sus oraciones con el culo.

En el violeta que precede al alba
Despiertas con manchas en las sábanas.

Rostros de vampiro en la ventana de tu cuarto
Azuzándote con amistosos colmillos.

Estabas asustada.
No estabas precisamente arrepentida.

Madre te ordena adentrarte en los árboles,
Para entregar huevos y leche a la Abuelita,

Que está tan vieja que no sirve para localizar
Hendiduras de gallina, ni apretar tetas de vaca.

¿Seguirás el camino o te desviarás?
Claro que te desviarás, eres una perdida

Encuentra a tu lobopríncipe,
Tópate con sus dientes desnudos.

Cuando lo hagas, no lo entregues
Todo de vez, solo despierta su apetito.

(¿Fuiste instruída en esto,
o lo aprendiste por instinto?)

¿Pero qué es esto?
En la puerta de casa de la Abuelita,

Falsa timidez, sonrisa de manual,
Extiendes tu dedo corazón.

Pequeña Caperucita, pedazo de puta lista, con esa precisión animal de 60/40
A media milla divisas la garra en la ventana, que te hace señas,

Y ese picaporte que no es picaporte. Zarpas de la Abuelita,
Despertaron tu apetito.

Seddesangre, hambredepiel, tufo seductor de tierrapelocarne —
¿De quién es la panza que aúlla?

No vamos a entrar,
O sí


 -- “Little Red’s Ride” es un poema de Kate Durbin, incluído en The Ravenous Audience (Black Goat/Akashik Books)

-- traducción de Tive Martínez, 2016