jueves, 20 de noviembre de 2014

"FUGA A LO REAL" de Zhivka Baltadzhieva

Por indicación de la poeta Sandra Figueroa, me lanzo a la lectura de "Fuga a lo Real" (Amargord, 2012), el libro con el mejor título que me he encontrado en los últimos tiempos, algo así como "The Magic of Reality" de Richard Dawkins.

Zhivka Baltadzhieva (Sofía, 1947) es poeta búlgara residente en Madrid. De escritura bilingüe, motivo por el cual no sé hasta qué punto conscientemente sus versos contienen extraños efectos de sintaxis y algún loco neologismo.

Nada grave: al contrario, estas creaciones añaden un toque de interés a la experiencia en el fondo, un poeta debería ser libre para modelar la materia prima a su antojo, por mor de la expresividad.  Nada, entonces, oscurece estos poemas, que siguen la línea clara de W. Szymborska y buscan explicarse y explicar las complejidades del mundo y sus habitantes, enormes o diminutos.

Hay cierto tipo de poetas que rebosan certezas y dan lecciones de cómo se debe pensar, sentir y actuar. Baltadzhieva carece de certezas, "mortal, enamorada y confusa" como se reconoce y asume, rendida ante la belleza del universo ajeno al dolor innato del ser humano. Certeza de la mortalidad, de la pérdida, del daño, de eso sí que tiene mucho:

METAMORFOSIS

Las cosas que sueñas se cumplen a veces.
Y las sobrevives.

Ocurren simple y llanamente.
En mitad de un gesto habitual irrumpen.
¿Y ahora?, te preguntas. Pero sólo es un instante
el pánico.
Después todo sigue su corriente. Como siempre
la hierba se regenera del frío y del invierno, y tú

sigues mortal

y

mortal.

Dicho esto, constatada la fatalidad, Baltadzhieva —poeta sin certezas, pero verdadera  toma, tal y como se nos ofrece, la vida:

SILBIDO

Estar ahora con el sol, mientras me es posible,
yo quise, y cerré los ojos,
y se me cumplió.

Estar a solas con el sol, sus olas ardientes
que se me lleven, que sostenga mi frente
su silbido.

Tener el pájaro, el hombre, el resfriado mar,
pequeña piedra ovalada en lo recóndito anónimo
que yo he suscitado.

¿Qué más delicias podría pedirle
a la vida? Andando mi camino simple,
a solas con mi sol,

las cosas que el polvo hunde
sin prisas abrazar.

©  Zhivka Baltadzhieva  ("Fuga a lo Real", 2012 - Ediciones Amargord)
- reseña de José María Martínez / Tive, 20014


martes, 23 de septiembre de 2014

"aguamelón de plástico", un poema de ASHLEY OPHEIM

Traducir a Ashley Opheim siempre me hace mejor persona:

aguamelón de plástico

recibe al cielo dentro de ti. abrázame fuerte bajo la lluvia menuda. he estado pensando en las zonas horarias de espera, amor, y en la fenología de la humedad. despertar dentro de mí no suele ser bello, pero despertar a tu lado es bello siempre. el patrón que formamos juntos es cristalino. el compost de la bolsa biodegradable que hay en el cubo de plástico de la basura es una sinfonía de putrefacción, amor, y las flores son a veces naves espaciales. todo lo bello muere, pero piensa en el espacio entre montañas de todas formas. soy mujer por ti, amor, soy tu gigante placer terrenal. venga la rabia, venga la incertidumbre. ven, amor, radiantemente. ven, amor. evita aguamelón a temperatura ambiente. es muy pesado. abrázame bajo la suave lluvia con seguridad. abraza esta zona horaria de espera. juntos formamos una boca que se hace agua. piensa conmigo en el patrón entre montañas y los más pequeños cristales. soy gigante por ti, amor, soy una menuda nave espacial. me despierto a tu lado con seguridad. amor, ven, amor, he estado vagando entre zonas horarias. he sido una semilla de aguamelón. me he marchitado. me he podrido, por ti soy nueva, amor. me he estado despertando tan bella como el pensamiento. el amor es el espacio entre montañas que mantiene unida la distancia. el amor es un aguamelón aplastado en la vereda. me he estado despertando tan abierta como el cielo por ti, amor. soy toda tripas y semillas y lluvia.


-- un poema de Ashley Opheim, publicado en Electric Cereal


 http://www.electriccereal.com/plastic-watermelon-ashley-opheim/

traducido por José María Martínez / Tive

lunes, 22 de septiembre de 2014

"HISTORIA CLÍNICA" de Carolina Jobbágy


Carolina Jobbágy (Buenos Aires, 1975) nos coloca, sin previo aviso y sin anestesia, ante una serie de radiografías terribles, estampas frías de paisajes asolados por las plagas.

El lector avanza, entre sudores y escalofríos, por este panorama histórico de enfermedades contagiosas sin asomo de curación, en el que los seres humanos están reducidos a figuras anónimas, puros cuerpos sufrientes, cifras desnudas.

Los poemas les otorgan la misma relevancia que a elementos del paisaje y a insectos y alimañas, transmisores de pestes.

Significativamente, varios poemas los presentan como tripulantes de un barco enfermo.

A su vez, los versos están infectados, dispuestos en orden alucinatorio en páginas impares, como microbios, sin más puntuación que el lapidario punto y final.


Peste blanca
 

Este invierno
con la nieve
las esporas


y una mancha
negra en el pulmón 


bajo cero
de los labios
surge
algo violáceo.



©  Carolina Jobbágy  ("Historia Clínica", 2014 - Kriller 71 Ediciones)
- reseña de José María Martínez / Tive, 20014

martes, 16 de septiembre de 2014

tres poemas de MIRA GONZALEZ

me siento más sola cuando estoy con gente que cuando
estoy sola mirando internet

en situaciones sociales oculto partes específicas de mi personalidad que pienso
que otra gente podría percibir como no atractivas
no siento que estoy fingiendo ser algo distinto de lo que
soy
no siento que soy nada en realidad
estoy muy cansada todo el tiempo
no me identifico con la mayoría de la gente
no tengo un algo concepto de mí misma
soy demasiado pasiva como para crear una situación en la que convenzo a otra
persona de que soy valiosa
que soy alguien que merezca cosas
que mi presencia física en el mundo deba inducir sentimientos positivos
o negativos
todos se alejan de mí
yo les dejo que lo hagan



en lugares públicos te sientas o te quedas de pie discretamente

tratas de no llamar la atención sobre ti
eres considerada y correcta en situaciones sociales
escondes ciertas opiniones y expresas otras
quieres que la gente te perciba como agradable
cualquiera puede disfrutar de tu presencia por un corto periodo de tiempo
dejas que la gente proyecte cualidades atractivas sobre ti
por esta razón ellos mantienen relaciones contigo
por unas semanas, meses, un año o dos
tomas drogas porque te hacen sentir diferente
las benzodiacepinas te hacen sentir desconectada, afectuosa
como si tus opiniones y deseos existieran independientemente de ti
las anfetaminas te hacen sentir ligera, más sociable
te ves arrastrada igualmente por experiencias con resultados extremadamente positivos
o extremadamente negativos
la gente físicamente atractiva no te atrae
te sientes arrastrada por gente en base a su habilidad para cambiar cosas
tu percepción de la realidad, la manera en que asocias connotaciones a los
recuerdos
te interesa la gente que, cuando la recuerdes años después,
te evoque ciertas emociones específicas abrumadoras



hoy fui en coche a una casa y cuidé de un bebé

llevé paseando al bebé a un parque
la nena gateó y caminó como un pato por la hierba
arrancó unas flores y trató de metérselas en la boca
lanzó lonchas de pan a los pájaros
le dije "intenta hacerlo en trozos más pequeños"
me hizo un gesto para que la tomara en brazos
mientras la sujetaba me echó mano a la teta
le dije "no puedo darte de mamar, no tengo leche"
se quedó como confundida y luego se durmió inmediatamente
no se despertó cuando la puse en la cuna
encendí el monitor de bebés y miré mi cara en el espejo
había algo asimétrico en mi boca
quise cubrir mi cuerpo entero con la manta más pesada del mundo


©  Mira Gonzalez ("i will never be beautiful enough to make us beautiful together", 2013 sorry house)
 - de la traducción: José María Martínez /Tive, 2014


martes, 19 de agosto de 2014

EL ÚLTIMO POEMA de Miki Liukkonen

Traduzco un poema del autor finlandés Miki Liukkonen, a partir de una traducción al inglés por Kasper Salonen, por sugerencia de María Mercromina:



Cuando la nueva aurora
surja, renacida
como si fuera amamantada
cuando un ángel mandarina surja de un rollo de película calcinado
y se pose en lo alto de una radio para beber sangría a sorbos
y sienta la corona de laurel en torno de las sienes
acariciando su miembro rígido en un cuarto de profundo azul marino
cuando las calabazas se cubran de niebla
cuando el piano eche espuma por la boca
cuando las veraniegas curvas de las verduras de Arcimboldo se instalen en la noche de un insomne
cuando un caballo dance con guirnaldas de flores amarillas cuando las cosechas resuenen al ritmo de blancos tambores


    y el sol no sea más que miel!

Cuando el bosque rebose de animalitos
y los pinos sean esbozados
cuando llegues a una estación y encuentres medio ciervo
apoyado sobre sus manos
cuando una semilla de sandía llore
cuando un K-Mart se prenda en llamas
cuando un grano de arena gire sobre sí mismo
cuando la espiral repose y cuando
salgamos del hielo
capa tras capa


    y un mosquitero reluzca y cante! 

Cuando hagas frente a extraños escalofríos
a solas al borde de la cama después de un polvo que no puedes más que describir
cuando la camiseta de una banda de rock aparezca sobre un cactus
cuando se esté a gusto debajo de la sombrilla
cuando una boda incluya un espectáculo aéreo
cuando sea un fracaso
y cuando dos arcoíris uno de los cuales
suene en do mayor el otro en re menor
cuando una cabaña perdida sea encontrada al fin y al cabo
y llegue el invierno 


    y todo sea tan fácil! 

Cuando el musgo apaleado se desvanezca recostado
en la tundra esponjosa
cuando el café se te derrame sobre los acordes bajo una lámina de plástico
cuando una cachimba de tabaco acuda al banco...
cuando todo sea tan irreal cuando
pregunte: por qué todo es tan irreal?
Por qué el sexo es como esas nubes rojas cronometradas por una banda de tambores
que aparecen en mis sueños?
cuando comas fresas, cuando estés cavando una tumba 


    etcétera! 

Cuando el hedor de la humanidad sea insoportable
y especialmente el de una persona que haga esquí
cuando llegue el verano
y la senectud del verano
que siempre tiene el mismo verde en su sentido más griego
que siempre está lleno de Gallos Sagrados de Sócrates
cuando haya un desierto de partituras
y el océano se llene de ritmo
cuando una nube luzca a través de la puerta de una estación de esquí
cuando se haga una reserva
cuando los caballos metálicos de Frank O’Hara de este poema
mueran sobre tumbas y toda palabra sea tumba y eternidad
cuando el humo ocupe un balneario 


   y las hierbas de agosto se bañen al sol! 

Cuando estés en la calle de las locas hasta las branquias, lleno de amor I love you
la poesía arda en zeppelines en jardines borracha
rose skull forever
cuando una tienda de campaña haga buceo
cuando las rocas polares agiten sus pestañas
cuando descienda la oscuridad...
cuando una novia en una tibia cama devore el hielo
y el hielo se encuentre bajo las brasas
y en la escalera
cuando una tortuga aprenda alemán
y sea invitada a una tertulia de televisión
cuando el mundo tenga ofertas de mañana y noche de Tao Seppuku
cuando todo movimiento se detenga


    y el trueno pulverice su montaña! 

cuando jubilados lunáticos se caguen en los pantalones en asilos eléctricos
sobre los que revolotee la
paloma de la paz EPIGRAMA me quiero largar a laponia
cuando haga frío
cuando gorjeen los bosques de cataratas y lozanía
cuando arranquemos puñados de hierba para llorar y cuando lloremos
cuando un globo aerostático salga de caza
cuando el agua crezca hasta la iglesia y la piedad
brille en el hall del hotel
    y las luces nos animen: adelante!
cuando las amapolas hagan una fiesta bajo el escupitajo de la luna
y los metales adormilados en el velo del azul exhalen su fragancia
y el agua pierda peso se vuelva cristal y mire fijamente
    cuando muramos
y crepitemos en matorrales granados
hasta  que nuestro patio de entrada verdee con césped nuevo
    y la distancia se curve
entonces todo esto
todo lo ya oído y lo que en el futuro se oirá
se verá con amor. 



- poema de Miki Liukkonen
http://hildamagazine.com/miki-liukkonen.html
- traducción del inglés de José María Martínez/Tive a partir de una traducción del finés de Kasper Salonen, 2014