miércoles, 4 de octubre de 2017

Derecho de indeterminación

por qué no reconocemos de una
que estamos solos

el uno y el otro
y todos los demás.

que el abecedario, la gramática
la geopolítica

apenas nos contienen brevemente
hasta salir del nido.

que estamos de paso y al azar
en una tierra

que solo nos dará su abrazo
cuando se vuelva tumba.

por no hablar de banderas que son
harapos, despojos de las batallas

perdidas —siempre— por antepasados
más que diluidos en la genética.

que todos somos extraños
extranjeros en nuestro propio cuerpo.

todos putas, hijos de puta
y maricones

putos traidores al niño que dejamos
atrás, en la única patria.

putos exiliados, jodidos
transeúntes, emigrantes

malditos huyendo de por vida
de la violencia.

que con independencia de
los derechos de cada uno

todo está torcido.



--un poema de Tive Martínez, 2017