miércoles, 6 de julio de 2016

Nueve poemas de CHELSEY MINNIS


Chelsey Minnis es tal vez la poeta norteamericana más esquiva. Tras la publicación de "Poemland" (2009) dijo que no volvería a escribir más poemas, y parece haber cumplido su promesa. Su legado grotesco y cruel es una de las mayores cargas destructivas de la literatura del siglo XXI.




Me hago a la idea de apreciar más las cosas...

Pero tengo un ego infantil...

Se acabó la poesía...

No valgo para esto...


Y todas esas copas que no han servido de nada!


~


No permitas que tu mayor felicidad sea rehén de la esperanza...

Eso significa que la esperanza te compra y te vende...

Muchos viven en esas condiciones...


En espera de un cheque afectivo a la luz de las estrellas...


~


Aprende a vivir sin disculparte.

Si no hay nada por lo que dar disculpas, nadie te las puede pedir...

Solo eres un ex-niño prodigio...

Intenta hacer algo... ex-niño prodigio!


~


Qué puedo hacer sino darte golpes y más golpes?


Es un sentimiento de lo más falso y aun así no encuentro la salida, como si estuviera dentro de un armario de espejos...


Deseas vivir tu vida de una vez o tan solo quieres protegerte?

Voy a darte un abrazo y voy a echarte... al suelo...


~


Me comporto cada día como si fuera un ser humano...

Y me duele hacerlo...

Es egoístamente agotador!

Me han pedido que esto se parezca a un poema... y que se lea como un poema...

Pero en realidad es solo algo de dinero que llega de manera incomprensible...


~


Esta es una mala actitud compasiva...

No es posible que todos estén de acuerdo con tus ideas por más razonables que sean...

De igual modo no tiene sentido tratar de ser receptivo hasta lo irracional...

Esta es una discusión en voz alta que conduce a soledad no-deseada, infelicidad y dolor de estómago...


~


Quizás mi ego necesita que lo pongan entre algodones!


Esto es una mierda que va hacia ti en una cinta transportadora...


Sé que mi proceso mental está obsoleto pero no puedo sustituir las opiniones de otros por las mías.


~


Nunca se apreciará mi venganza altruista!

Te cortaré la cabeza!

Y la pasearé por ahí agarrada del pelo...


Y tú te quedarás sentado sonriendo y tocando el piano con tus garfios protésicos...


~


Quizás he sobre enfatizado mi propia bondad...

Porque tengo un odio turbulento como un río...

Aunque uno sea altruista... sigue siendo difícil parecerlo...


Es como un caramelo efervescente que da escalofrío...

Si eres un niño travieso...

Esto es una verdadera cochinada!



-- serie extraída de "Poemland" (Wave Books, 2009) 
 http://www.wavepoetry.com/collections/authors/products/chelsey-minnis

-- traducción de Tive Martínez, 2016

-- fotografía: NYU Creative Writing