miércoles, 13 de julio de 2016

LOS DÍAS NO VIVIDOS, de Lara Peiró (reseña)


-- una reseña de Tive Martínez, 2016


"Los días no vividos" concentra, en sus 17 poemas de poeta de poco más de 20 años, todo una experiencia que abarca del big bang del nacimiento a la supernova final. 

Recorre el poemario un aviso de explosión, retenida por la concisión de sus versos, y expresada en repetidos contrastes. Tensión entre movimientos contrarios, entre vivir con todas las consecuencias y no vivir por miedo a que duela.

Sus imágenes tienen siempre un sentido literal y otro rico en significados. Así, la caída, la mayor de las tragedias de la infancia, es lo contrario del triunfo -y consigue aplausos crueles que se niegan al que no cae- pero también símbolo de rebeldía: caer, sangrar, limpiarse la herida, y alzarse con orgullo.

La familia despliega todo tipo de protecciones, como ese mullido y abarrotado sofá desde el que se asiste al triunfo ajeno por televisión, personificado en la figura hiper masculina de un motorista.

Por eso, la reina de las rebeldías es la caída, la gran liberación. Relacionada además con la pérdida de la inocencia: "Hija, no juegues con los chicos porque te harán daño y llorarás". Pero ya es tarde para no saltar. La poeta se asume como mujer manchada de sangre y tierra.

Solo la desalentadora previsión de que, con el tiempo, se llegue a formar un nido propio entre algodones -para amortiguar el amor- le hace dudar, por un instante, de la altura de su vuelo.




Lara Peiró nació en Valencia (España) en 1994.
http://larisadice.blogspot.com

"Los días no vividos" ha sido publicado por Ediciones en Huida, 2016.