jueves, 14 de julio de 2016

4 poemas de animales de JULIET ESCORIA


EN EL SOLAR EN OBRAS DETRÁS DE CASA

Si quieres hacer una carretera
tienes que talar algún árbol,
prender fuego a algunas matas.
Mira cómo corren esos conejos,
abandonando su hogar y a sus bebés.
Sí, por eso es bueno
ser un ser humano.


COMERCIO DE PIELES

La otra noche soñé que era un oso.
Me había cazado a mí misma tras
pasar varios días siguiendo mi rastro.
Cogí un cuchillo y rebané mi pescuezo de oso,
liberando una cortina de rica sangre de oso antes
de enderezar el cuchillo para rajarme hasta abajo,
la suave piel de mi vientre de oso.
Mi entrañas se derramaron
con los más bonitos tonos de púrpura y rojo
Las recogí despacio,
pesadas como joyas en mis manos de oso.
Te hice entrega de ellas.
Te las regalé como si fueran un collar
que te pusiste y
te quedaba precioso combinado con tus ojos.


ANIMALES EN INVIERNO

Mi primer invierno en un lugar frío y
que haya animales vivos parece imposible
porque para mí hibernación quería decir
hacer un agujero en algún lugar y echarse a dormir
un buen rato
lo que, en lenguaje humano, se dice
mandarlo todo al carajo.

Al final descubrí que significa que el corazón
late la mitad de rápido y
la temperatura del cuerpo
desciende cercana al nivel de congelación.
Venas frías, corazón lento —
un modo de supervivencia.


LA RUTA PINTORESCA

Íbamos por un atajo camino de la oficina de correos
conduciendo por el callejón
detrás de Lowes y el Wallmart donde
los trabajadores fuman a escondidas.
Acababa de llover
y todo resplandecía.

Había un descampado, con vallas pero
sin nada que proteger
excepto unos centenares de cuervos.
Pregunté por qué estaban allí esos pájaros
y él me dijo que eso es lo que hacen los cuervos:
reunirse en descampados.

Pero entonces me fijé un poco más
y vi que había un perro muerto,
creo que era el mismo que vimos suelto
detrás de casa, el que yo quería
atrapar para que no se helara aquel invierno.
En cualquier caso, estaba muerto.

La tripa hinchada, las patas tiesas,
apuntando en rigor mortis.
Los cuervos se lo estaban comiendo,
haciendo mucho ruido y graznando.
Por eso estaban allí:
atracón de perro.


-- Los poemas pertenecen a la serie Nature Poems Are Boring, que forma parte del nuevo libro de Juliet Escoria, "Witch Hunt" (2016, Lazy Fascist Press)

http://julietescoria.com/

-- Traducción de Tive Martínez, 2016