lunes, 16 de septiembre de 2013

PIEDAD




"Agnus Dei, qui tollis peccata mundi, misere nobis" 
(J. S. Bach - Messe in H-moll)


Canta Kathleen Ferrier.


Por un instante,
la ilusión vibra como un átomo
y en un tris se desvanece.

Roto el lazo, desasido, contemplo mis piernas.
Descubro que sigo preso de este cuerpo.

El consuelo no es permanente.
He de volver a mis manos abotargadas.

El mundo, otra vez, inhabitable.

© José María Martínez, 2013