sábado, 14 de septiembre de 2013

CUATRO POEMAS PARA DARA SCULLY



Entre las ramas,
apenas pude verte,
¡oropéndola!

....

Crucificados,
los vencejos
purgan sus alas
en vuelo.

....

Con un quiebro grácil,
se desvían en el último
momento
golondrinas kamikazes.

....

Qué triste
con un roce
destrozar tus alas,
gorrión.

© José María Martínez, 2013