viernes, 17 de marzo de 2017

PATÁN


Eran las dos
o las tres
de la madrugada

En el verano
funesto
de 2001

Barrio chino
de Cartagena

Caí sobre
Fernanda Abreu

Con todo
mi peso

Le encajé un golpe
en el pecho
izquierdo

Ella fue
súper amable

No se quejó
No hizo ningún
reproche

Poco antes me
había dado
unos consejos

Fernanda Abreu
se llevó a Rio
el moratón

Vino de Brasil
para que yo le arreara
un codazo

Con todo
mi peso

Con toda
mi torpeza

Fernanda Abreu

En la madrugada
funesta
de Cartagena


--un poema de Tive Martínez, 2017