jueves, 1 de diciembre de 2016

"Pequeñita", de Paula R. Mederos (reseña)

-- una reseña de Tive Martínez, 2016




En estos tiempos en que se nos pide ser fuertes y agresivos para combatir el mal, hay una poeta española (Santa Cruz de Tenerife, 1993) que se permite ser frágil: pequeñita.

Es una reacción básica frente a la dura Ley de la Selva. Paula R. Mederos sabe del dolor y de dónde procede. Por tanto busca refugio, como hormiguita, bajo la tierra o bajo una manta para estar a solas. Pero, si es en compañía, bien también!   

Como dice la cita de Angélica Liddell, "ojalá sobrevivan los débiles, porque si sobreviven los fuertes estamos perdidos".

En este sentido, "Pequeñita" tiene varios rostros. Desde luego la niña, pero también la madre. El tumor que mata. El bebé abortado. La propia poeta y su amante. Todas las pequeñas amenazadas por una pulsión de muerte.

Pequeña es también la escritura, con origen en el formato reducido de Twitter y otras redes sociales. Muchos de los poemas son puros gorjeos de pajarito enjaulado. Otras veces se desarrollan en torno de animales (alacrán, buitre, gato) impuros.

Paula proviene de una estética gótica (huesos, esqueletos, cadáveres, tumbas). Particularmente, se desenvuelve bien con la simbología religiosa, como en el estupendo poema "Los clavos de Cristo":

Los clavos de Cristo

los huecos que dejaron los clavos en las manos de Cristo

los huecos que dejaron los clavos en los pies de Cristo

Cristo convertido en fuente
Cristo purificado por dentro con agua maldita
Cristo purificado por fuera con sangre envenenada

Cristo en un after
Cristo bajo tierra
Cristo en los infiernos
Cristo en otro after

Cristo ateo

Cristo empuñando almas
Cristo jugando con un clavo
sacando otro
Cristo desmontando la cruz

Cristo haciendo una hoguera

Cristo ya muerto
no quedan cenizas

Paula escribe estos versos telegrafiados que enervan a críticos y poetas, esclavos del ritmo, porque no forman parte de una obra acabada, un armazón consistente, un artefacto.

Llevo las costillas al aire
por si a mis pulmones les falta.

Poemas abruptos, fragmentados. Que se asumen imperfectos, en esbozo. Esos poemas que están palpitando en redes y recitales, en los que importa tanto el desahogo del poeta como brindar una metáfora inesperada, como salvavidas, a quien la escucha.

Un lápiz no acuchilla, pero lo intenta.


-- "Pequeñita", de Paula R. Mederos ha sido publicado por Ediciones en Huída, 2016