domingo, 11 de diciembre de 2016

Cacho de carne, por SEPIDEH JODEYRI

Sepideh Jodeyri es poeta y periodista iraní, donde su obra está prohibida. Actualmente, reside en Praga. 

"Cacho de carne" es el 'piropo' habitual con el que acosan los hombres a las mujeres en Irán. 

El poema está dedicado a la artista plástica Nima Nia, refugiada en los Estados Unidos. Mi versión está hecha a partir de la traducción al inglés de la profesora Fereshteh Vaziri Nasab.



CACHO DE CARNE



Tu boca bostezó un abismo

y yo no fui capaz

una y otra vez de maldecirte

Mi cuerpo esa cosa experta

tiene en ocasiones la mirada dulce

dulce y dura


Mi cuerpo que marcha

como un latido

como un reloj

como escucho

lo que emana de tu olor

lo que emana de tu costado


Todo se pierde

en lo profundo de palabras solemnes

que no tienen carne

yo tengo carne

y risas

La punta más alta de mi cuerpo

sigue siendo carne tentadora



Nuestra conversación a fondo

solo magra y costosa entrepierna

Tu toque más profundo

no alcanza lo intocable de un cuerpo


No soy mujer para tu vendaval

Recoge mi muerte un día

y deshazte de ella


Mi figura de dulce se vuelve un trozo de carne en tu boca

y tu boca se hincha de carne


Me han robado mi as de corazones

y mi boca entreabierta

solo es muestra de incompetencia

a la hora de masticar he mordido carne de más


Bocas carnosas

Ojos carnosos

Mi generación encarnizada que se hincha al ver la carne

al ojear este ángulo

que podría haber sido solo un ángulo

El ángulo de los fluidos vegetativos

de los besos vegetativos

del sexo a modo de...


La edad de 12 fue suficiente

a causa de sus negros ojos

que no existieron

que no atraparon

la mirada de otros


La jaula es canario

y yo soy la mayor de las jaulas

convertida en canario


Me arrodillo ante el ocaso desolado 

ante el tumulto de los ocasos

Rendida!

Agotada / Cuánta pasión! / Agotada



Qué monótonos tus bostezos!

en la mejor edad de este cacho de carne



El desconocido llega por la espalda

como una daga

directamente por detrás

esquivando la multitud


Como un dedo desbocado / Se te hace extraño


Se te hace extraño

que haya que rasgar

el crepúsculo

para elevar un sol


Han pasado semanas en su duración

y sigue en mi boca como tú sigues

mirando de esa manera

exactamente así

ese gran naciente

que ya desciende


Cómo te deseo

oh gran naciente!

oh levante en declive!


Y tú reniegas de mi carne fría y jugosa


Maldigo

lo que mi oído percibe

a mis espaldas

y frente a mí

lo que mi boca ruidosa mastica

la angustia de tus palabras

la angustia de tus costillas

la angustia de tus piernas

la angustia de tu cacho de carne


Carne fría y jugosa!


Y esa bandera más alta que fosa común

Reposad, oh amores comunes!

Reposa, oh caudillo!

Tus órdenes son minuciosas

tus besos minuciosos

tu mirada minuciosa


Yo anduve una era por delante de ti

Una edad forjada en hierro



-- ilustración: "Envidia de la vagina", de Nima Nia

-- poema original en inglés:  Dangerous Women Project

-- versión española de Tive Martínez, 2016