domingo, 20 de septiembre de 2015

"PARTO", de Mina Loy

-- traducción de Tive Martínez, 2015



Yo soy el centro
De un círculo de dolor
Que excede sus límites en toda dirección


Los asuntos del aburrido sol
No son de mi incumbencia
En mi congestionado cosmos de agonía
Del que no hay escapatoria
En infinitamente prolongadas vibraciones nerviosas
O en contracción
Hasta el núcleo exacto del ser


Localiza la irritación     afuera
Ahí                                adentro
                                     Adentro
Ahí afuera
El área sensibilizada
Es idéntica              a la extensión
De la intensidad


Yo soy la cantidad engañosa
En la armonía de la potencialidad fisiológica
Con la que
Logrado el auto-control
Debería estar en consonancia
A tiempo


El dolor no es tan fuerte como la fuerza de resistencia
El dolor se incorpora en mí
El combate está igualado


Una voz llena la ventana abierta
El pintor de retratos de moda
Corre escaleras arriba al apartamento de una mujer
Cantando
               “Todas son lindas relindas
               Todas son bonitas
               Con su pelo rizado
               O —”
Por atrás de los pensamientos que dejo
cristalizar
Preñada             Bestia
¿Por qué?
               Esa irresponsabilidad del macho
Otorga a la mujer una superior Inferioridad
Corre escaleras arriba


Y yo escalo una montaña deforme de agonía
Como efecto secundario del agotamiento del control
Alcanzo la cumbre
Gradualmente me entrego a la anticipación del
Reposo
Que nunca llega
Pues otra montaña crece
Que espoleada por lo inevitable
Debo atravesar
Atravesandome a mí misma


Algo en el delirio de las horas nocturnas
Se confunde mientras intensifica la sensibilidad
Emborronando los contornos espaciales
Ayudando así a la elusión de lo circunscrito
Del que ese balbuceo de bestia salvaje crucificada
Llega tan y tan lejano
La espuma en los músculos elongados de la boca
No forma parte de mí
Existe un clímax en la sensibilidad
Cuando el dolor se sobrepasa a sí mismo
Deviene exótico
Y el ego triunfa al unificar los polos positivos y
Negativos       de la sensación
Juntando las fuerzas opuestas que se resistían
En una revelación lasciva


Relajación
Negación de mí misma como unidad
            Intermedio de vacío
Tendría que haber sido vaciada de vida
Al dar vida
Dado que en una crisis la consciencia          a toda prisa
Atraviesa depósitos subliminales de los procesos
Evolutivos


¿Acaso no he
Vislumbrado
En algún lugar
Una polilla de alas blancas como la muerte
Que deposita sus huevos?
Un momento
En su realización
Puede
Vitalizado por bautismo cósmico
Suministrar la correcta apología
Para la objetiva
Aglomeración de actividades
De una vida
VIDA
Un paso adelante con la naturaleza
Hacia la esencia
De la impredecible Maternidad
Contra mis muslos
Tensos de un movimiento infinitesimal
Apenas perceptible
Ondulación
Humedad                    del calor
Latido de una vida incipiente
Vertiendo en mí
Los contenidos del universo
Madre soy
Idéntica
A la infinita Maternidad
            Indivisible
            Intensamente
            Soy absorbida
            Por
El siempre-ha-sido-y-será
De la reproducción cósmica


Emerge del subconsciente
La imagen de una gata
Con las crías ciegas
En su regazo
El mismo fluido vital ondulante
Yo soy esa gata


Emerge del subconsciente
La imagen de una pequeña carcasa animal
Cubierta de moscas azules
— Gourmets –
Y en esos insectos
Fluye la misma ondulación de vida
Muerte
Vida
Voy conociendo
Todo sobre
La evolución


A la mañana siguiente
Cada mujer-del-pueblo
De puntillas sobre el rojo tupido de la alfombra
Cumple con sus labores en silencio
Cada mujer-del-pueblo
Luce un halo
Un halo ridículo
Que excelsamente ignora


Una vez escuché decir en la iglesia
— Hombre y mujer los creó —
Y a Dios gracias.



-- "Parturition", poema de Mina Loy (1914)
-- pintura de Hanako Mimiko