sábado, 5 de septiembre de 2015

"PÁJARO AZUL", de VICENTE FORTE

-- una reseña de José María Martínez, 2015




"Sin fango no hay loto". Es la cita del proverbio zen que prepara para lo que nos espera en "Pájaro azul", primer poemario del abogado Vicente Forte (Caracas, 1975). Pero su libro no conversa con sabios orientales, sino que se abre y se cierra con Bukowski, cuyo célebre bluebird despluma en portada, manchándolo todo de un azul ceniciento.

Nada de idealismos, por tanto: los pies de los soñadores están condenados a pisar mierda. Este tono descreído que impregna las primeras páginas, llevado al pie de la letra —descreer: dejar de creer—, regresa en los poemas finales. Aunque,  por el camino, una vez constatada la suciedad —mierda o chicle— hay espacio para plantarse uno mismo frente a nuestro peor enemigo: las creencias cimentadas, las terribles convicciones que provocan el odio y el temor.

Vicente Forte se hace fuerte y se arma de escepticismo para ir adelante. Es lo que tiene haber nacido para cordero y nunca, nunca poder ser lobo:

DISFRAZ

hay lobos
que se las arreglan
para vestir de cordero

al cordero,
en cambio,
le queda grande
el disfraz de lobo;
para él está hecho
a la medida
el traje
de chivo expiatorio

"Pájaro azul" contiene una selección de micro-poemas, género con muchas posibilidades en estos tiempos de memes —más micro- cuentos, no, por favor: ya nos han contado muchos micro-cuentos... Un libro reciente de factura similar sería el del también venezolano y abogado Alejandro Rodríguez Morales.

En cuanto a la edición por parte de Stillness & Blood Press, solo cabe decir que es impecable en todos los sentidos, llena de aciertos como el hecho de que sea bilingüe —traducción de Jeremy Spencer— y las buenísimas ilustraciones del propio autor, entre el tattoo, la simbología del tarot y los iconos callejeros de J.-M. Basquiat.