jueves, 3 de julio de 2014

Un poema de LOUISE GLÜCK

ENCRUCIJADA

Cuerpo mío, ahora que no viajaremos juntos mucho más
comienzo a sentir por tí una nueva ternura, muy pura y desconocida
como recuerdo que fue el amor en mi juventud –

amor que fue muchas veces alocado en sus objetivos
pero nunca en sus elecciones, en sus intensidades
Pedía demasiado con antelación, demasiado para ser promesa –

Mi alma ha sido tan temerosa, tan violenta;
perdona su brutalidad.
Como si fuera ese alma, mi mano te recorre con precaución,

sin voluntad de ofensa
pero deseando, al fin, alcanzar expresión como sustancia:

no añoraré la tierra,
te añoraré a tí.


© 2009 Louise Glück ("A Village Life")

http://www.griffinpoetryprize.com/awards-and-poets/shortlists/2010-shortlist/louise-gluck/
- traducción de José María Martínez.