miércoles, 2 de abril de 2014

REVISTA "LA GALLA CIENCIA"

Últimamente no dejan de llegar cosas buenas desde Murcia:  el sello editorial Alacena Roja que acoje entre otros el nuevo proyecto de Isla Correyero, las microediciones de ad minimum, nuevos poetas como José Alcaraz o el lanzamiento del primer número de la revista de poesía La Galla Ciencia.

Con solo tenerla en las manos, La Galla Ciencia gusta por su cuidada edición en papel de alta calidad, 120 páginas de tamaño bolsillo, tipo de letra atractivo y unas ilustraciones excelentes a cargo de Seisdedos. Lo más llamativo a primera vista es el destaque que se hace del nombre de los poetas, que en algunos casos ocupa mayor espacio que el propio poema cuando es breve.

La selección de poemas, con el título de Panorámica, es exactamente un muestrario de escritura poética española actual, ordenada por año de nacimiento de sus autores desde José María Álvarez (1942) a María M. Bautista (1990). Le sigue un pequeño recuerdo para Mariano Pascual de Riquelme (1933-1994) y otra sección, también pequeña, de traducciones. Es en esta sección donde curiosamente he encontrado los poemas más interesantes, en particular el de la portuguesa Maria Gabriela Llansol, traducido por el tándem Altaire.

El tono general de los poemas es bastante comedido, sin mucho márgen para la experimentación. Algún poema, como el de Raquel Lanseros, remite francamente a tiempos pasados. Un par de ellos sirven para declarar abierta la veda del chonismo y las chonis como nuevo objeto erótico, con el que el veterano J. M. Álvarez se cubre de esperma -quiero decir, de gloria.

He leído con placer la aplicación de Guillermo Morales Sillas a un tema tan mundano como es la resaca dominguera en tierras valencianas. También me ha gustado ver la evolución a cada vez mejor de Adriana Bañares. Me ha intrigado Pilar Fraile. Y se me han quedado marcadas las imágenes poderosas de Ana Pérez Cañamares.