domingo, 8 de diciembre de 2013

"LA MUÑECA AZUL" de PATTI SMITH



Esta mañana soñé que volvías y dejabas una cara azul de muñeca bajo la colcha de mi madre. Alcancé a voltearla, mientras un líquido negro se filtraba por una grieta en la pared y formaba un charco creciente debajo de nuestra cama. La muñeca tenía el pelo azul y la cara azul. La agarré por los tobillos y la agité como un sonajero de chamán. La agité con tal fuerza que la cabeza rodó y yo sentí remordimientos.

Me levanté y me sujeté el pelo. Mi bata hacía surcos en el riachuelo de agua negra. La nariz me comenzó a sangrar, primero despacio, luego gotas del tamaño de una lágrima que se escurrían por mi garganta, manchandome cuello y canesú. Mi vestido era el de una muñeca azul. Caminé sobre el agua a través de las paredes hasta el bosque y un montículo rocoso. Corté por un sendero y ascendí con los pies desnudos.

Me acosté boca abajo en la cima, canturreando la música de un sol estriado. Ya no estaba más enfadada. Ya no era más que el intervalo de una nota entonada por un zorzal en la floresta.

 © Patti Smith, 2008 ( traducción: José María Martínez, 2013
 © fotografía: Dara Scully