lunes, 19 de agosto de 2013

"TODO AJENO" de NATALIA LITVINOVA

Hay gente mala en el mundo. Hay gente muy mala en el mundillo literario, que no soporta la belleza.
Yo no soporto la belleza. Casi muero delante de lo bello.
El corazón se me para, dejo de respirar y tengo que cerrar el libro, volver con más calma.
Natalia Litvinova lanza pájaros y nieve contra mi pecho, me hiere con lobos y abedules.
Una perra murió, y ella quiere ser esa perra para que la lloren y abracen.
Salmones escapan de las fauces del oso.
Hago esfuerzos por asumir esta belleza, pues luego tengo que volver al lodo cotidiano,
al aluvión de basura que nos rodea. 



El viento tiene que cortar

El pez pronunció tu nombre bajo el agua.
Yo cabalgaba. Quería escapar de lo tatuado en el cuerpo.
Arañé al caballo para galopar mas fuerte.
El viento tiene que cortar los tímpanos.
Pero tu nombre resonó.
Como los latidos del tambor en una tribu que espera lluvia.
Como el salpicar del agua cuando el salmón salta
contra la corriente.
Como el chasquido de los dientes del oso
ante la astucia del salmón.

© Natalia Litvinova, "Todo ajeno" (Vaso Roto)