domingo, 18 de agosto de 2013

"ESTACIONES Y ESTANCIAS" de ENRIC SERRA

Conocí a Enric Serra en la presentación de su libro en Betxí, 
donde sólo fue capaz de leer uno de sus poemas, y muy breve, 
pues su timidez es desmesurada. Yo sentí una simpatía enorme por él, 
compré el libro y, al acostarme, comencé a leerlo... y no pude parar... 
fuí preso de una emoción intensa, pues me sentí ante el primer poeta verdadero
que leía en mi vida... cada verso era auténtica poesía cruda, imperfecta,
sin cincelar, sin pulir, un arte en bruto, brutal... 
no hubo manera de dormir esa noche...

Abrazado a mi madre,
siento tu vientre que ampara
aún tu largo silencio,
tu descomedido silencio.
Podrán hablar mal de cosas
que de niño afloraban en secreto
y que ni un ápice afean
la bondad de tu sufrimiento.
Ahora habito en tu casa,
la casa con que cimientas
el vértigo de una lejana locura.
La vida no es complicada
para saber interpretarla:
perdona, madre mía,
si huí de tu vientre.
Ahora, amada, me abrazas.

     20 años después de tu muerte.

© Enric Serra i Prades