lunes, 22 de julio de 2013

CAMUFLAJE



Leo en la biblioteca
que los insectos del Amazonas
adoptan el color de su entorno para ocultarse de los depredadores.
Estoy satisfecho por aprender algo nuevo,
aunque no puedo evitar la melancolía de saber
que nunca iré a la selva.
                                            Cerca de casa,
crecen unas margaritas silvestres.
Como de costumbre, 
tomo una flor del tallo pero, en el momento de arrancarla, me parece observar un movimiento.
Una pequeña araña amarilla se hace visible en el borde de un pétalo
y de inmediato vuelve a esconderse.

Con el arrobo de un niño en su primera comunión,
me digo muy adentro:
                                           camuflaje.

 © José María Martínez / Tive