domingo, 25 de agosto de 2013

KRYPTONITA



Ciertos poemas, ciertas canciones,
ciertas personas y lugares de nuestro pasado
quedaron contaminados de tal manera,
tras su colapso,
que hoy nos vuelven vulnerables.

Hay que evitarlos a toda costa,
como a sustancia radioactiva,
si no queremos vernos a rastras por el suelo,
indefensos,
mendigando una tregua
que, ciertamente, van a negarnos.

© José María Martínez, 2013