lunes, 12 de agosto de 2013

EN LA HIGUERA



                                                                             (a Dara Scully)

en lo más alto encuentro acomodo
en ramas cálidas torneadas como brazos de mujer

entre caricias ásperas de hojas en cuyas arterias
engendra el látex su toxicidad de selva

me rodean avispas que se abren paso
hacia la carnadura frutal de sexo puro

espero de un momento a otro sentir su herida

la hiedra se injerta en el tronco enamorado
y por sus inflorescencias resbalan insectos
brillantes como gotas de sangre

encaramado a la higuera, yo
                                                    escribo mis poemas

© José María Martínez, 2013