jueves, 23 de febrero de 2017

Como el trébol



 --para Daniela Gaitán
 



si es capaz el trébol más villano
de extender bajo el cemento
su rizoma
si cualquier rajadura en el asfalto
—ese pegamento del diablo
el peor de los venenos jamás inventado
con que abortar la vida—
si el triste pavimento ofrece al trébol
dónde tender reclamo
amarillo
para atraer donantes a su cebo
¿iba yo a ser
menos?

como el trébol
entregaré fragantes recompensas
un dulcísimo néctar a cada roce
—ya sea beso de avispa
pelitos de abeja
lengua de colibrí
espiritrompa—
y recibiré a cambio el preciado
polen entre mis
pétalos


-- un poema y fotografia de Tive Martínez, 2017