martes, 23 de septiembre de 2014

"aguamelón de plástico", un poema de ASHLEY OPHEIM

Traducir a Ashley Opheim siempre me hace mejor persona:

aguamelón de plástico

recibe al cielo dentro de ti. abrázame fuerte bajo la lluvia menuda. he estado pensando en las zonas horarias de espera, amor, y en la fenología de la humedad. despertar dentro de mí no suele ser bello, pero despertar a tu lado es bello siempre. el patrón que formamos juntos es cristalino. el compost de la bolsa biodegradable que hay en el cubo de plástico de la basura es una sinfonía de putrefacción, amor, y las flores son a veces naves espaciales. todo lo bello muere, pero piensa en el espacio entre montañas de todas formas. soy mujer por ti, amor, soy tu gigante placer terrenal. venga la rabia, venga la incertidumbre. ven, amor, radiantemente. ven, amor. evita aguamelón a temperatura ambiente. es muy pesado. abrázame bajo la suave lluvia con seguridad. abraza esta zona horaria de espera. juntos formamos una boca que se hace agua. piensa conmigo en el patrón entre montañas y los más pequeños cristales. soy gigante por ti, amor, soy una menuda nave espacial. me despierto a tu lado con seguridad. amor, ven, amor, he estado vagando entre zonas horarias. he sido una semilla de aguamelón. me he marchitado. me he podrido, por ti soy nueva, amor. me he estado despertando tan bella como el pensamiento. el amor es el espacio entre montañas que mantiene unida la distancia. el amor es un aguamelón aplastado en la vereda. me he estado despertando tan abierta como el cielo por ti, amor. soy toda tripas y semillas y lluvia.


-- un poema de Ashley Opheim, publicado en Electric Cereal


 http://www.electriccereal.com/plastic-watermelon-ashley-opheim/

traducido por José María Martínez / Tive

lunes, 22 de septiembre de 2014

"HISTORIA CLÍNICA" de Carolina Jobbágy


Carolina Jobbágy (Buenos Aires, 1975) nos coloca, sin previo aviso y sin anestesia, ante una serie de radiografías terribles, estampas frías de paisajes asolados por las plagas.

El lector avanza, entre sudores y escalofríos, por este panorama histórico de enfermedades contagiosas sin asomo de curación, en el que los seres humanos están reducidos a figuras anónimas, puros cuerpos sufrientes, cifras desnudas.

Los poemas les otorgan la misma relevancia que a elementos del paisaje y a insectos y alimañas, transmisores de pestes.

Significativamente, varios poemas los presentan como tripulantes de un barco enfermo.

A su vez, los versos están infectados, dispuestos en orden alucinatorio en páginas impares, como microbios, sin más puntuación que el lapidario punto y final.


Peste blanca
 

Este invierno
con la nieve
las esporas


y una mancha
negra en el pulmón 


bajo cero
de los labios
surge
algo violáceo.



©  Carolina Jobbágy  ("Historia Clínica", 2014 - Kriller 71 Ediciones)
- reseña de José María Martínez / Tive, 20014

martes, 16 de septiembre de 2014

tres poemas de MIRA GONZALEZ

me siento más sola cuando estoy con gente que cuando
estoy sola mirando internet

en situaciones sociales oculto partes específicas de mi personalidad que pienso
que otra gente podría percibir como no atractivas
no siento que estoy fingiendo ser algo distinto de lo que
soy
no siento que soy nada en realidad
estoy muy cansada todo el tiempo
no me identifico con la mayoría de la gente
no tengo un algo concepto de mí misma
soy demasiado pasiva como para crear una situación en la que convenzo a otra
persona de que soy valiosa
que soy alguien que merezca cosas
que mi presencia física en el mundo deba inducir sentimientos positivos
o negativos
todos se alejan de mí
yo les dejo que lo hagan



en lugares públicos te sientas o te quedas de pie discretamente

tratas de no llamar la atención sobre ti
eres considerada y correcta en situaciones sociales
escondes ciertas opiniones y expresas otras
quieres que la gente te perciba como agradable
cualquiera puede disfrutar de tu presencia por un corto periodo de tiempo
dejas que la gente proyecte cualidades atractivas sobre ti
por esta razón ellos mantienen relaciones contigo
por unas semanas, meses, un año o dos
tomas drogas porque te hacen sentir diferente
las benzodiacepinas te hacen sentir desconectada, afectuosa
como si tus opiniones y deseos existieran independientemente de ti
las anfetaminas te hacen sentir ligera, más sociable
te ves arrastrada igualmente por experiencias con resultados extremadamente positivos
o extremadamente negativos
la gente físicamente atractiva no te atrae
te sientes arrastrada por gente en base a su habilidad para cambiar cosas
tu percepción de la realidad, la manera en que asocias connotaciones a los
recuerdos
te interesa la gente que, cuando la recuerdes años después,
te evoque ciertas emociones específicas abrumadoras



hoy fui en coche a una casa y cuidé de un bebé

llevé paseando al bebé a un parque
la nena gateó y caminó como un pato por la hierba
arrancó unas flores y trató de metérselas en la boca
lanzó lonchas de pan a los pájaros
le dije "intenta hacerlo en trozos más pequeños"
me hizo un gesto para que la tomara en brazos
mientras la sujetaba me echó mano a la teta
le dije "no puedo darte de mamar, no tengo leche"
se quedó como confundida y luego se durmió inmediatamente
no se despertó cuando la puse en la cuna
encendí el monitor de bebés y miré mi cara en el espejo
había algo asimétrico en mi boca
quise cubrir mi cuerpo entero con la manta más pesada del mundo


©  Mira Gonzalez ("i will never be beautiful enough to make us beautiful together", 2013 sorry house)
 - de la traducción: José María Martínez /Tive, 2014