sábado, 4 de enero de 2014

ES UN RÍO QUE YA NO EXISTE...



Es un río que ya no existe, por más

que yo vaya al río y busque en los meandros

del recuerdo su caudal sublimado.



Mi mano no dejó huella en el légamo.

Los cinco dedos se posaron sobre la piel

del agua con la levedad del mosquito.



Yo debería haber entregado entonces

mi cráneo al río, y me lo devolvería hoy

bien pulimentado, tal cual un guijarro.
 

© José María Martínez / Tive, 2014  (fotografía: Sofía Santaclara)
 http://sofiasantaclara.com