miércoles, 25 de diciembre de 2013

"CORTE" de SYLVIA PLATH



Qué espeluzne--
Mi pulgar en vez de la cebolla.
La punta se ha volado
si no fuera por una como bisagra

de piel,
que cuelga como sombrero,
blanco de muerto.
Luego la felpa roja.

Puritanito,
el indio te ha rebanado la cabellera.
Tu cresta de pavo
rueda como una alfombra

directa desde el corazón.
Yo piso sobre ella,
aferrada a mi botella
de espumante rosé.

Una celebración, eso es.
Brota un millón de soldados
de una brecha oportuna,
casacas rojas, todos a una.

¿De qué bando son?
Ay, Señor
Homúnculo, estoy apañada.
Tomé una píldora envenenada.

El leve
tacto de papel.
el saboteador,
el kamikaze--

la mancha de tu
gasa Ku Klux Klan
Babushka
se oscurece y se ensucia y cuando

la inflada
pulpa de tu corazón
se enfrenta a su ridículo
molino de silencio

solo hay que verlo---
veterano trepanado,
niña sucia,
dedo lelo.

©  The State of Sylvia Plath  ( traducción de José María Martínez, 2013 )

jueves, 12 de diciembre de 2013

[imperia] de DANIELA CAMACHO


DANIELA CAMACHO (Culiacán, México - 1980) reune en [imperia] dos grupos de poemas basados, aparentemente, en vivencias propias bajo el signo de la catástrofe. Una, muy personal (la extracción de un tumor); la otra, más colectiva (el tsunami japonés de 2011) aunque sufrida también desde el individuo, isla dentro de una isla: "islísima". Nos adentramos, pues, en los terribles ámbitos de la enfermedad y la muerte. En este caso, a diferencia de otros autores, hay un esfuerzo por sobrepasar el mero dolor tras exponerlo con crudeza:



"digo la enfermedad me ayudará a vivir

digo la sequía contiene el bosque"

....



"cuando creímos que el dolor debía ser abolido, nos asaltó la duda. ¿y si el miedo fuera un regalo de la lucidez? ¿un líquido fosforescente para regar las azucenas? ¿flecha o alcohol que amotinara a nuestras bestias?"



Además, quien asiste a estas catástrofes en primera fila es una escritora. Su cáncer se localiza en la boca, "el sitio del lenguaje". Los poemas experimentan con su materia, siempre en aras de la expresividad. Encontramos versos exentos, otros organizados subjetivamente, poemas en prosa, diálogos, monólogos, acotaciones, enumeraciones, definiciones, y lo que parecen entradas de un blog o diario personal.



Otro de los ejercicios es la feminización de sustantivos tan machos como "universo", "paraíso", "corazón", que se vuelven "universa", "paraísa", "corazona". El de mayor fortuna: "animala".



[imperia] ataca el lenguaje en busca de la curación personal y colectiva, en "una rebelión contra el desastre", aunque sea apenas con el consuelo de las bellas palabras:



"Esto es el miedo.

Esto, también, es la belleza: Tokyo no es ajena a los milagros.



La isla va a quedarse a oscuras.



Turbia, todavía, volveré a la noche, volveré al jardín:



voy a desenterrar perlas para alumbrar la casa."



Nota chunga: Ignoro cómo fue que los poemas de una mexicana errante acabaron en las manotas del Gobierno Bolivariano de Venezuela. [imperia] lo edita, en efecto, el Ministerio del Poder Popular para la Cultura (sic) dentro de "un proyecto sin precedentes cuya finalidad es dar a nuestro pueblo las muestras más preciadas de la poesía universal en ediciones populares a un precio asequible" (más sic, para más inri). Por mi parte, adquirí mi ejemplar en la Librería Bartleby, de Valencia.


lunes, 9 de diciembre de 2013

"MORTINATOS" de SYLVIA PLATH



Estos poemas no viven: es un triste diagnóstico.

Desarrollaron los dedos de pies y manos bastante bien,

sus frentecillas rebosantes de concentración.

Si fallaron a la hora de andar como la gente

no fue por falta de amor de madre.



¡Oh, no puedo comprender qué les pasó!

Tienen la forma y el número correctos, y cada pieza.

¡Se les ve tan monos en el fluido como en conserva!

Sonríen y sonríen y sonríen y sonríen para mí.

Y aun así sus pulmones no llenan y a latir no comienzan.



No son cerdos, no son siquiera peces,

aunque tienen un aire porcino y blanducho--

Sería mejor que estuvieran vivos, y lo estaban no ha mucho.

Pero están muertos, y su madre casi muerta de confusión.

Y miran fijo con espanto, y no hablan de ella ni un tanto.

©  The State of Sylvia Plath  ( traducción de José María Martínez, 2013 )

MANDELA IS FREE

Al fin se liberó Mandela
de todas nuestras mandangas.

"Orgulloso ángel mandinga".
"Bueno como el bonobo":
frágil como Maguila el gorila.

¡Ya vale de caricaturas y de monsergas,
de velas y de mandalas!

Tú, vencedor de Winnie,
que fuiste entre púgiles el más ágil,
párteles la mandíbula a estos indignos.

¡Con sus amígdalas se atraganten!

Mándalos, Nelson, al cuerno
de África.

© José María Martínez, 2013

domingo, 8 de diciembre de 2013

"LA MUÑECA AZUL" de PATTI SMITH



Esta mañana soñé que volvías y dejabas una cara azul de muñeca bajo la colcha de mi madre. Alcancé a voltearla, mientras un líquido negro se filtraba por una grieta en la pared y formaba un charco creciente debajo de nuestra cama. La muñeca tenía el pelo azul y la cara azul. La agarré por los tobillos y la agité como un sonajero de chamán. La agité con tal fuerza que la cabeza rodó y yo sentí remordimientos.

Me levanté y me sujeté el pelo. Mi bata hacía surcos en el riachuelo de agua negra. La nariz me comenzó a sangrar, primero despacio, luego gotas del tamaño de una lágrima que se escurrían por mi garganta, manchandome cuello y canesú. Mi vestido era el de una muñeca azul. Caminé sobre el agua a través de las paredes hasta el bosque y un montículo rocoso. Corté por un sendero y ascendí con los pies desnudos.

Me acosté boca abajo en la cima, canturreando la música de un sol estriado. Ya no estaba más enfadada. Ya no era más que el intervalo de una nota entonada por un zorzal en la floresta.

 © Patti Smith, 2008 ( traducción: José María Martínez, 2013
 © fotografía: Dara Scully